Cada vez que lo miramos, el mundo nos transforma

Cada viaje transforma al viajero, eligiendo (muchas veces de manera inconsciente) qué elementos del viaje se llevará de vuelta. Son imágenes, reflexiones, sensaciones, encuentros o conversaciones que se quedarán, a lo mejor, para siempre en su interior.

El viajar permite reconocer que la arquitectura está allí donde cada uno pueda verla: no solo en las ruinas o en las grandes obras, sino también en la periferia o en la que ha sido hecha sin arquitectos y está en los habitantes y su cultura, y en los ruidos y los olores, está en las luces y los brillos, está en el idioma, en la música, está en el clima y en el paisaje, también se encuentra en los errores de los arquitectos y en los problemas mal o no resueltos. Los viajes permiten demostrar que la arquitectura se mide en su contexto, recorriéndola, viviéndola.

No sirve que te lo puedan contar.  Lo único que se puede enseñar de un viaje es que hay que hacerlo. El contexto no se encuentra en Internet y tenemos que aprender a ver las obras también con la mirada del usuario. El llamado entonces es a viajar para profundizar una visión propia y desconfiar de la crítica. .

Viajar es un lujo que no todos pueden darse. Desde la Mutual de Arquitectos de la Prov. de Santa Fe se decidió  poner al alcance de todos la posibilidad de viajar, como organizadores es invalorable las puertas que abre el pertenecer a la Mutual de los Arquitectos

Si bien en nuestros viajes se sigue un esquema prefijado de visitas siempre queda tiempo libre para que cada uno lo aproveche según sus intereses, nada de madrugar para evitar cansancios y malos humores, todo es muy relajado, en algún momento del día por alguna razón el grupo vuelve a reunirse y ahí es muy rico el intercambio de experiencias que se da. El ver lo bien que funcionaron en todos estos años grupos con edades muy distintas, con experiencias diferentes, no todos son arquitectos, están los que les gusto la propuesta aún sin estar cerca de la arquitectura, están los amigos de, los maridos de, las parejas de, hace que se desmitifique el prejuicio de viajar en grupo, hay que saber valorar eso de no andar solo….

Es tremendamente enriquecedor ver la mirada del NO arquitecto, como es para ellos observar nuestra mirada

Nuestra agenda del año  es muy diversa, desde escapadas de un par de días hasta viajes internacionales, algunos incluyen asistencia a algún congreso o Bienal, pero como nos gusta tener la compañía de quienes no son arquitectos siempre hay programas alternativos para hacer en los horarios que dure la actividad académica.

Esperemos pronto podamos presentar la agenda 2020